sábado, 5 de noviembre de 2016

Expongo mis POEMAS-OBJETOS en la Feria de Arte A SACO. En FIBES hasta el 6 de noviembre.

Expongo tres piezas. La lámpara de la curiosidad, Variaciones Carmona y el Mundo Sandía. Ahí las tenéis en la foto. Más abajo paso a explicarlas una a una.




VARIACIONES CARMONA
Políptico escultórico


Es un RELATO TEMPORAL, metáfora de una animalización. Consiste en tratar una situación como si fuese un insecto. La situación se plantea en el vídeo, intervienen varios elementos:
  •  la construcción 
  • la piedra 
  • el eje y el movimiento circular
  • los pájaros 
  • la cámara 
  • y el espectador. 
Estos  elementos son las partes del cuerpo de un animal que evoluciona en una metamorfosis. Se combinan en cinco fases de su vida cada vez más grandes y más ligeras .
Esta idea me permite construir un poema objeto con varias piezas que son sus estrofas. Cada uno de estos poemas objeto son esculturas de ensamblaje en la que intervienen materiales de muy distinta índole, es una combinación original. Los materiales, sus texturas, son el fundamento de estas esculturas.


video

la primera es el propio vídeo que sería la JUVENTUD. El vídeo, de 20 minutos de duración, fue grabado en la ciudad de Carmona. La columna que se observa está dentro del recinto de la Puerta de Sevilla.




La segunda es el CELO. Los elementos se combinan la cera que es el elemento constructivo de los insectos se enreda con la pelicula en torno al nido. Se enredan en un sentido circular que marca la dirección del giro que hacen los pájaros y las grúas alrededor de los ejes.



La tercera es el EMBRIÓN, la solidificacion. Los elementos más duros se combinan, el ladrillo, la piedra y la lente y el punto de vista ( el orificio de la lente y el del ladrillo se alinean). Así sería un huevo en esta animalizacion.




 La cuarta pieza es la CRISÁLIDA. La cera es un elemento animal de construcción los insectos pasan su fase de crisálida qué es una fase de inmovilidad. Los otros elemento que intervienen son la cámara que ha quedado quieta hundida en la cera y la piedra que se coloca en el lugar del objetivo, y sería un objetivo opaco e inmóvil. 




 La quinta es la MADUREZ representación de la situación y de los elementos mas ligeros y libres que intervienen, serían:el vuelo, la construcción en forma de un andamio de madera que sujeta toda la pieza, las instantáneas de los pájaros se multiplican en las paredes laterales como si fuesen impresiones fotográficas en el interior está el nido del inicio libre ya  y el ojo humano que representa al espectador

MUNDO-SANDÍA






El Mundo Sandía es una pieza de dimensiones variables.  Medidas variables. Está construida con los siguientes materiales: Mapa mundi, espuma de poliuretano, acrílico, plato. No necesita explicación.

LÁMPARA DE LA CURIOSIDAD




Es una obra que creo y destruyo cuando termina la exposición. Esta esta es la cuarta versión. La presenté en Madrid, en mi exposición del Ateneo (2010), y con ligeras variantes en Arhuda dos Vinhos en Lisboa (2011). Los materiales son: lámpara, papel, collage, cristal y madera.

El texto que tiene escrito, resumidamente dice:  Contiene lo que necesita este pais. Y lo que lleva dentro es de difícil acceso. Una vez que se accede, la solución es una brújula. En esta pieza juego con el voyeurismo que tenemos todos. No se puede remediar, queremos saber qué pasa. Es una provocación al espectador.
En esta imágen cenital se ven las ventanitas por la que los espectadores se asoman, y el texto interior que transparenta cuando la luz se enciende, y la brújula que descubre el espectador.

domingo, 25 de septiembre de 2016

¿Velázquez aprendió de Herrera a usar la escoba?

Velázquez estuvo como aprendiz en el taller de Francisco de Herrera en 1610, estuvo 8 o 9 meses, ¿porqué?, Seguramente porque el padre de Diego Velázquez que era notario eclesiástico, es decir escribiente Episcopal, para que enseñaran a escribir al niño buscó al más idóneo iluminador y grabador de estampas de aquel momento en Sevilla, que fuera un experto calígrafo , y ese era Herrera.

Grabado de Francisco de Herrera sobre la beatificación de San Ignacio.
Estampa calcográfica de 1610
El padre de Dieguito Velázquez lo sacó de aquella escuela en 1611 y lo pasó al taller de Pacheco. Yo creo probable que el propio de Herrera lo pudiera derivar al taller de Pacheco, viendo las cualidades para dibujar y pintar que tenía el niño. Los historiadores, dicen que el maestro era una mala persona que trataba mal al chiquillo, y por eso se fue; yo no lo creo. Lo voy a intentar explicar al final.


La Historia dice de Francisco de Herrera que pintaba con brocha y escoba. ¿Y esto qué significa?
Suena a pintor de brocha gorda, ¿verdad?

Resultado de imagen de el jardin de las delicias detalle

Si vemos este detalle del "Jardín de las Delicias" del Bosco, no podemos decir que pintaba con brocha, porque hay degradados de color, perfilados muy finos a pincel, puntitos y rayitas. Usa pinceles de pelo largo para rotular, badanas para mezclar el color, y seguramente una lupa.


 Francisco Herrera, el Viejo. Extraído de la web de subastas Fernando Durán. San José con el Niño (O/L, hacia 1630-1640, 112 x 82,5 cm) del sevillano Francisco Herrera, el Viejo (hacia 1590-1656)
En este san José con el niño se puede entender lo que significa pintar con brocha (según creo yo), el paño amarillo es una mancha grande y matizada; variaciones sobre el propio color amarillo. No hay líneas de separación entre zonas de distintos tonos, ni rayitas ni puntitos Seguramente la zona de color amarillo es una veladura lo que quiere decir que debajo ha pintado con blanco, y ha puesto encima pintura transparente para conseguir luminosidad. Está pintado al óleo, lo que le permite al pintor fundir los distintos tonos. El amarillo indio era un color muy caro y muy característico de Herrera, pocos pintores españoles de aquella época lo usaban. ¿Viendo el fondo podríamos pensar que lo ha pintado con una escoba?, de eso nada.

Herrera se gustaba en esas grandes manchas de color brillante, en el cuadro de abajo: "Los desposorios...", Son rojas, y azules.

Desposorios místicos de Santa Catalina- Museo de Sevilla. La foto la he hecho yo mismo con el móvil.


En este detalle de la firma se puede observar como la parte de fondo está hecha realmente con brocha, y los detalles de las flores o la firma con un pincel bastante grueso, y de un solo trazo, sin perfiles.

Pacheco, maestro de Fco. de Herrera y de Velázquez, no hacía esto; no usaba los óleos, sino que pintaba al temple (parecido a la témpera de hoy día). Como se puede ver en su Santa Inés del Museo del Prado también hay degradados de color, perfilados muy finos a pincel y puntitos  en las luces de las perlas. Trabaja con pinceles de rotular y badanas para mezclar el color.

Santa Inés .1608. Óleo sobre tabla, 103 x 44 cm. Detalle. Museo del Prado.

Así que Velázquez lo tuvo que ver en el taller de Herrera y no en el de Pacheco. 

Velázquez lleva este concepto al límite. Como se puede ver en este detalle de Las Meninas, en que se observa como el vestido es una pura mancha, y el trazo de la brocha está presente en los detalles y en los lazos. El óleo que usaba Velázquez, con mucho aceite es muy cremoso y esa untuosidad forma parte de su pintura.

Resultado de imagen de infanta velazquez

Volviendo a los historiadores, el famoso Ceán Bermúdez (por tener una calle en el monopoli, porque en España por desgracia la Historia casi no interesa), dice que: "cuando no tenía discípulos, que era muy frequente, mandaba a su criada bosquejar los lienzos quién lo embarraba con brochones y escoba, y antes de que se secasen los colores, formaba él con una brocha  las figuras y ropajes". Como dije en la entrada anterior: Ceán Bermudez vivió alrededor del año 1800, 175 años después de haberse muerto el susodicho Francisco de Herrera, así que esta anécdota de la cridada no puede ser más que una leyenda o una invención, porque los historiadores coetáneos del pintor como Lázaro Díaz del Valle o el propio Pacheco no lo dicen.

Las brochas en el siglo XVII son los pinceles de hoy día, y las escobas lo que llamamos brochas, escobillas o paletinas.

Llenar una zona de un color matizado, sobre todo si el color es muy puro, como los rojos, azules o amarillos que hemos visto, es bastante difícil, porque el color no se te puede ensuciar, ya que si se ensucia se vuelve gris, marrón o verdoso. Esta dificultad del uso de color tan puro, para una pintura realista, implica un proyecto previo, y mucha destreza. Está al alcance de los verdaderos maestros, no de los aprendices.

Detalle de "La visión de San Basilio". Fco Herrera.
Resultado de imagen de la fragua de vulcano detalle
Detalle de "La fragua de Vulcano". Diego Velázquez.

Conclusión: la Historia se basa muchas veces en rumores y los historiadores han maltratado a un gran pintor, que en su vida tuvo muchos problemas por negarse a ser examinado en el gremio de pintores, durante 19 años, y que se vio obligado a irse a Madrid por un problema de un robo que cometió su hijo, y que cuando pidió ayuda a Velázquez una vez allí, este se la negó y no quiso hablar con él. Aunque está claro que influyó en la formación del más grande de todos que es Diego Velázquez. Francisco de Herrera, un genio.

Pdta: Poco usó Velázquez el amarillo indio de esta manera, pero está en "La fragua de Vulcano". La próxima entrada irá sobre los colores, su precio y su fabricación tradicional.

martes, 23 de agosto de 2016

Francisco de Herrera "El Viejo" PARTE I. El mal carácter.



Francisco de Herrera "El viejo" siempre me había resultado un personaje odioso.

Esto es tenerle manía a alguien sin conocerlo. Lo mismo me pasa con Cristiano Ronaldo o con Hanna Montana, que no los soporto cuando salen en televisión, pero a estos al menos los he visto comportarse o tener actuaciones que, aunque sean montajes, a mi me han hecho pensar que no casan conmigo.

Francisco de Herrera fue el primer maestro que tuvo Diego Velázquez, que entró en su taller cuando tenía diez años y salió de allí unos meses después, rompiendo el contrato de aprendizaje para pasar a ser aprendiz de Francisco Pacheco, el que sería a la postre su suegro y su valedor.

Siempre se ha dicho, y yo lo he leído en varios libros, que Francisco de Herrera tenía muy mal carácter, trataba muy mal a Dieguito Velázquez y que por eso el aprendiz salió escaldado de aquel taller de pintura. Velázquez es un personaje impresionante, un creativo que hablaba varios idiomas y que dejaba a la gente boquiabierta por su capacidad de pintar divinamente, rápido y con mucha verdad. Impresionó a todos, incluyendo reyes y papas. Me impresiona a mi. 

Por eso Herrera el Viejo me caía mal.


Y en este verano de lecturas vespertinas, ha aparecido en varios libros, y me he dado cuenta de que se trata de un pintor magnífico, con una calidad al alcance de muy pocos, con una técnica parecida a la de Velázquez como podéis ver en el detalle de arriba. 

Entonces me fui al museo de Sevilla. Allí hay tres cuadros suyos y corroboré que pintaba maravillosamente, como podéis ver en el detalle del cuadro "Visión de San Basilio" que he fotografiado con mi teléfono. 



Los cuadros sn tan grandes que no se puede fotografiar la parte superior, así que me he descargado esta reproducción (que no es muy buena) de Internet.
  

Pues en este verano de lecturas velazqueñas he sacado en conclusión que seguramente eso no fue así. Que ese mal carácter lo describió el historiado Ceán Bermudez, (el que tiene una calle en el monopoli) alrededor del año 1800 ( 175 años después de haberse muerto el susodicho Francisco de Herrera) lo que quiere decir que no lo podía saber porque no lo conoció a él ni a nadie que lo conociera. Los historiadores coetáneos de Francisco de Herrera como Lázaro Díaz del Valle no lo describen como una persona especialmente desagradable, sino como uno de los mejores pintores del momento, y además dicen que también fue discípulo de Pacheco, y esa debe ser la verdad.

El hecho de llamarse Herrera "el Viejo", aumenta la sensación desagradable y te lo hace imaginar como un "viejo cascarrabias", cuando solo era diez años mayor que el propio Velázquez. Le decían Herrera el viejo para no confundirlo con su hijo: Fco. Herrera el mozo (o el joven), también pintor del que hay un cuadro en el Museo.



¿Y qué fue lo que aprendió Velázquez de Herrera? y ¿porqué estuvo aprendiendo en su taller?

Me lo voy a guardar para la siguiente entrada, para no hacerme pesado, así que dentro de poco colgaré una segunda parte.

Hay otros artistas geniales de los que ha trascendido su mal carácter como Miguel Ángel Buonarotti, Vincent van Gogh, Juan Ramón Jiménez o Luis Cernuda.

Hanna Montana (que ya sé que se llama Miley Cyrus) ha sido ella sola la que ha creado su personaje, así que la perdono. ¿Quién habrá hecho que me caiga mal Cristiano Ronaldo? 

¿Y qué importa?

Suerte señores.

miércoles, 3 de agosto de 2016

El significado visual de las imágenes religiosas. ¿Nos fijamos?


Estando Santa Teresa, un día del año 1560 orando recibió una visión de un ángel, en forma corpórea, ubicado a su izquierda, inflamado de amor.


El ángel le traspasó el corazón con un dardo de fuego.


Esta imagen fue esculpida por Gian Lorenzo Bernini en una obra maravillosa su famoso Éxtasis de santa Teresa (1645-1652, Santa Maria della Vittoria, Roma), donde los rayos del sol, surgidos de una fuente invisible, iluminan a la santa en trance y al ángel sonriente que está a punto de traspasarle el corazón con una flecha de oro. Una imagen del primer Barroco, una de las obras de arte más importantes que se han hecho en Occidente.

Me pregunto donde está el límite entre lo religioso y lo erótico. ¿Si alguna persona ajena  a la religión Católica ve esta escultura, qué puede pensar?

 O viendo esta pintura de la misma temática, pintada por Giuseppe Bassano


Y no digamos si se trata de esta otra escultura de Bernini.

Pues bien, a Santa Teresa siempre se le ha representado de esta forma pues, muchos dibujos y grabados basados en la escultura de Bernini como este,


sirvieron de ejemplo para los pintores en todo el mundo, que a partir de ellos hicieron sus propias versiones. Como se puede ver en la pintura de Francesco Fontebasso del siglo XVIII, que está claramente basado en la escultura de Bernini.




No conocía otras representaciones de tal momento como esta de Rubens. Qué pensaría una persona sin formación cristiana ninguna al ver este cuadro. Seguro que no lo relaciona con los ejemplos anteriores.

O esta escultura atribuida a Cristóbal Ramos que se expuso en Sevilla, en el Círculo Mercantil en 2015, justo una semana antes de que expusiera yo allí mismo mis cuadros, y que fue la que me hizo reflexionar sobre este tema.

A mi me encantan todas las que he puesto.

Que se represente a Santa Teresa de una o de otra manera no es importante, porque de hecho estas imágenes no pueden hacer daño a nadie. Nos quedamos con su hermosura.
Pero es verdad que no nos paramos a pensar en el significado visual de las imágenes, y tampoco en el significado visual de las imágenes religiosas y quizá deberíamos pararnos antes de enseñar algunas por su carga de violencia. 

Como estas esculturas de Santiago Apostol que todavía tienen culto, e incluso procesionan en España. 

Qué pueden entender las personas que las vean, estén o no formadas en iconografía cristiana. Yo creo que ya va siendo hora de que alguien ponga orden en esto.

Y de hermosura nada.

domingo, 21 de febrero de 2016

Museo de Escultura de Valladolid.

Estuve en Valladolid  de Parranda, y me escapé un rato a ver este Museo. Me gustó mucho el realismo de las esculturas, sobre todo de Gregorio Fernández y Pedro de Mena. Me impresionaron. Aquí os dejo algunas imágenes.





Este Cristo yacente de Gregorio Fernandez de 1631. Greforio Fernández es un escultor hiperrealista maravilloso. Yo creo que esta manera de hacer Hiperrealismo no ha sido superada todavía. Más real que la propia realidad.




Este otro, es  una imagen encargada a Gregorio Fernández por los Jesuítas y por lo tanto tiene ese estilo que deja tan patente la crueldad de la escena, para "educar", que se estila mucho más en Castilla que en Andalucía.


Ecce Homo. De Pedro de Mena. de 1673 aprox. Se aprecian los latigazos en la policromía. Una imagen muy dura. Violencia y excelencia. Pedro de Mena es un escultor granadino que dejó obras espectaculares por toda España. En la Catedral de Valladolid hay otra obra muy parecida que yo ya conocía con el mismo efecto pictórico de los latigazos en la piel.
 

"Magdalena Penitente" de Pedro de Mena. La desnudez y el color de la piel, unido al larguísinmo pelo hacen que esta figura sea impresionante. Sin dejar de ser barroca tiene algo de gótico.


Y por último, como obra curiosidad, esta Santa Eulalia crucificada de Luis Salvador Carmona. Hacia 1760. Nunca vi una figura femenina crucificada.
Impresionante también el edificio. Lo dejaremos para otro momento.



Aquí tenéis el enlace a la web de este Museo. 
 museoescultura.mcu.es


Retrato de Gregorio Fernandez.jpg
Gregorio Fernández, Retrato.


Qué feo era.