martes, 25 de noviembre de 2014

Poema a la chica de la piscina de Stephen Shore


Si la calma del agua esperas
te digo que no podrá;
el repelús tremolino,
rock and roll de la luz,
es por rozar tu piel

Si amor en el aire indagas.
Abrigando está de rocío
los enseres del hotel
en que paró la memoria
de la tarde.
                     Ayer.

Vuélvete que quiero verte.
¿No puedo ser yo quien te quiera?
El confín recién desierto
bajada la escalera
sin descubrir tu identidad
sin tocar tu talle húmedo
fresco bosquejo azul,
sombra,
azulejo,
magín de la hermosura,
muchacha triste.
tu cuerpo dibujado bajo el agua
que se escapa de la piel
rebelde como una sombra
chartreuse que danza
fresco.

Setetenta y siete;
el ocho por diez
y Stephen:
¡Estate quieta pequeña!
Y quieta quedó el agua
y los vórtices de luz
y serás amada por siempre
y por siempre esperarás.

(C) Juan Charro. 2014.


A la foto de la chica de la piscina, de Stephen Shore
Ginger Shore, Causeway Inn, Tampa, Florida, 17 de noviembre de 1977. De la serie Uncommon Places

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Saliendo del baño de Joaquín Sorolla. Poema.

La gloria
redactando el agua.
Ciana la tolvanera
de espuma blanca.
Asienten  los gestos
de su cuerpo quedo
con la quilla varada,
las barcas.

En el centro una madre.
Santiamén de un beso.
Sosiega al chiquillo
la paz en el lecho
azul de cobalto
de su causa, el pecho.



¡Arrapiezo que te doy un beso!
...lengua de gato
seda y pincel.
¡Déjame mamá
que me da el carmín!
Dos y tres,
¡que te beso y beso!
¡ay como te quiero!
¡Clandestino!
                      ¡Añil!

Que el sol no queme más.
Como una vela
que nos cubre, el lienzo,
el viento detenga,
que gire y vuelva a la mar.
¿Sí, pero donde giro?
Caracolea aquí, en el blanco
liviano de plomo
que nos da la luz.

Un caramelo alzaprimo
en sus dedos arrugados.
¡Mamá pero los otros niños!
¡Acaso no están sus madres,
acaso ya no son niños!

Para captar el instante
abrazando el cuerpecillo
de rana de mil colores
y abriles no más de cinco,
brillante y resbaladizo,
objetivo de Joaquín.

Pigmentos color levante

Deja de esquilmar las redes
para jugar con  la arena
y volver pronto a las artes.
¡Marinea muchacha!
Marinea con tus manos
y tu rizada melena
Que hay que ganarse el pan!

(C) Juan Charro. 2014.

sábado, 2 de agosto de 2014

Poema a un cuadro. "La incredulidad de Santo Tomás" de Caravaggio.

La incredulidad de Santo Tomás de Caravaggio.

Tomás y su recelo fraterno
normal (yo también dudaría,
pues creer en Dios es una cosa
y otra en tu cofradía).
Pero al verse allí, adentro
la presencia germinada
en la habitación cerrada.

Lágrimas de trementina
gotas de fe escribieron
en el piso y los pies de Dios.
Ellas la huida pudieron,
blanco, carmín y ocre
Tomás no pudo, no.

Tomás,
antes de ser trazado
con un lamento tenaz:
¡Ya no necesito hacerlo
hermano, con solo verte!
Hermano tu ser presente.
Hermano de verte muerto.
Hermano tu ser tangible.
Hermano, vivo de verte.

Pero Cristo le pidió:
¡Mete el dedo,
no me duele!
¡Tienes fe en mi
pero han de tenerla ellos!
Su dedo entró con cuidado
sin soportar la presencia
la mano que guió en frío
el tacto seco y honrado
apoyando su ausencia,
muerto y vivo;
y también guió al pintor
y su fe se volvió aceite
sombra y luz
vida y color;
de los hermanos un sólido
pintado y vivo.

Pero todo esto es verdad,
si lo es, y no lo son
de carne y hueso.
No. Están pintados.
Con las frentes arrugadas
por la mano de un hombre
que porque no creía en nada
puso en su sitio las luces

para que escuchase yo.

(C) Juan Charro. Registrado Prop Intelectual.

domingo, 8 de junio de 2014

Fortuny. En Internet todo el mundo lo copia todo, y lo pega, sin leerlo y sin preocuparse de lo que pone

 La historia del Arte se divide en dos: antes y después de Fortuny, decía Salvador Dalí.
A Fortuny lo descubrí cuando estudiaba en la Facultad. mis amigos Juan Palomo y Kike Morán flipaban con él y me lo contagiaron (les doy las gracias por esto).

Ahora lo retomo pues estoy pintando una versión de "La vicaría" su cuadro más famoso. Como podéis ver el cuadro es una maravilla.


He estado buscando información en internet, y resulta que como todo el mundo copia y pega, todos los blogs y webs al respecto dicen lo mismo, con los mismos datos, errores y omisiones, y en el mismo orden. Los libros son también reiterativos, parece que hoy día los escritores copian y pegan, más que investigan. Yo no voy a repetirlos, pero para aquellos que quieran saber, cuelgo aquí el vídeo de youtube en el que también se dice lo mismo, y con ello cubro el expediente.


Lo que a mi me llama la atención de este cuadro es:
Después del primer vistazo, en medio de la escena un hombre semi desnudo con una capucha. Si yo entro en una sacristía de una iglesia y me encuentro un tío así vestido salgo corriendo seguro.
 Según las webs y libros es el demandadero de las ánimas del Purgatorio. ¿Qué es un demandadero de las ánimas del purgatorio?
Se ve que en las iglesias había la tradición de pedir una limosna, y que con ella se salvaba un alma que estuviera en el Purgatorio. Va encapuchado y con el torso desnudo.  En el detalle de abajo:

De la bandeja sale una figurita de un niño que sale de unas llamas en actitud de ruego, y en la bandeja hay unas monedas y unas llaves, del pecho del hombre cuelga una lamparita de barro cocido, y está hablándole a través de la máscara a la señora que se ha dado la vuelta para atenderlo. No quiero ni pensar lo que pasaría hoy día si un tío medio desnudo y encapuchado se pasase por la iglesia pidiendo a los feligreses, es surrealista, pero real. Esto se hacía.





Detrás está este personaje napoleónico, con la mano en el pecho y el brillo del cristal de las gafas. ¡Qué gracioso!. Lo imagino como un séneca pedigüeño y borrachín, o con la cabeza perdida  que se pasa allí el día a ver si cae alguna moneda.






 Y este torero viejo, con su cuadrilla. Están esperando a que termine la firma de los novios. La manola de su lado es su pareja y se abanica como teniendo flato por calor. Yo creo que son gente con menos poder adquisitivo que los que se están casando, y están esperando para casarse ellos, tomarse de dichos o quizá son la comparsa que animará la boda en una capea. y con unas coplas, algo así. 
La novia y los familiares. Hay una mujer que debe ser su madre que está detrás de la novia, las dos son la misma modelo, pero a la madre la ha pintado un poco más corpulenta, abanicándose a golpes en el pecho con un abanico azul, La novia se ha quitado un guante para firmar, y habla por lo bajinis con una de su misma edad que se inclina para oír. A su izquierda una mujer, tocada con un velo negro, llora; es el llanto de la abuela, que pierde a su niña. El personaje de la derecha con su fajín rojo es un militar, invitado que le da caché a la boda.

El novio firmando ante el cura y un entendido que puede ser notario de lo que sucede. El cura está despeinado porque se acaba de destocar.


El cura viejo, verdadero párroco de la iglesia, que discute cuestiones económicas, ajeno a lo que está sucediendo, y esperando a que todo termine para tomar nota en los enormes libros de registro, y cobrar.






Un sobre lacrado que se ha caído en el suelo, y que he señalado con una flecha en la foto siguiente, ¿que nos querrá decir el pintor con este símbolo?, seguro que se refiere a los secretos que guardan los personajes. Está un poco arrugado como de haberse caído de un bolsillo.

El último de los pormenores de contenido que me llaman la atención es el bacín brillante para quemar carbón con un soporte precioso que está a la izquierda del sobre, (en la foto solo se ve un trozo pero en el cuadro está completo), ahora está vacío porque es tiempo de calor. Este símbolo se ha repetido mucho en la iconografía de los pintores españoles de principios del siglo XX. Es un símbolo que se refiere al amor carnal, al sexo.

La manera de pintar de Fortuny, con pequeñas pinceladas flotantes, para crear atmósfera. Se ve que Fortuny había mirado mucho a Veermer. Las de Veermer son sensiblemente más pequeñas como se en la pared del cuadro La Lechera del que he puesto aquí un detalle para poder comparar.




El craquelado. El cuadro está pintado sobre una tabla, que seguramente ha sufrido muchas tensiones de dilatación, y se ha craquelado mucho. Es una pena, seguro que Fortuny ponía las capas más finas de óleo sobre las más gruesas, lo que produce este tipo de craquelado.

Dicen todos los libros y las webs que  la tabla, la compró en el Rastro madrileño. Si te preguntas porqué no pintar en una tabla nueva, pues porque en aquella época no existían las magníficas tablas fenólicas de contrachapado que hay hoy, y había que usar tablas de madera noble, como caoba o ébano que costaban un dineral o se encontraban en el mercado de viejos, después de haber desmantelado algún mueble; se reutilzaba todo, y el hecho de que la tabla fuera vieja hacía que estuviese completamente seca, y ni se alabeara ni dilatara.

Para finalizar pienso que si Fortuny estuviera vivo y pintase hoy de esa misma manera, lo catalogarían como un pintor impresionista y costumbrista. Al final de su vida, sus cuadros eran la comidilla del Arte en París, todos los pintores lo vieron y lo admiraron, en la casa Goupil, en donde este cuadro se vendió por una fortuna y estuvo expuesto mucho tiempo.

  • ¿No será que Fortuny influyó en los impresionistas que comenzaron su experiencia en aquellas mismas fechas?
  • Pues seguro que sí.
  • Entonces: ¿porqué no lo ponen como antecedente del Impresionismo en la Wikipedia?
  • Porque en Internet todo el mundo lo copia todo, y lo pega, sin leerlo y sin preocuparse de lo que pone.
_____________________________________________________
Mariano José María Bernardo Fortuny y Marsal. Reus, 11 de junio de 1838 – Roma, 21 de noviembre de 1874) Le encantaba Sevilla y vivió mucho tiempo en Granada, y en Roma y en París. Las temáticas flamencas, taurinas y árabes le gustaban mucho como a todos los románticos. Murió muy joven, tengo entendido que tenía la venenosa costumbre de chupar los pinceles de acuarela para colocar las cerdas en su sitio. La verdad es que fue un pintor maravilloso. 

Tuvo y tiene innumerables seguidores. El mejor quizá fue  José Jiménez Aranda, (Sevilla, 7 de febrero de 1837 - 6 de mayo de 1903). También merece la pena ver su obra.Sobre todo cuando soltó el lastre imitar a Fortuny.
La rebotica. José Jiménez Aranda.

Postdata: 

Gritaba un demandadero delante de un cuadro, diciendo: Quien diere una limosna à esta imagen, sacará una alma del Purgatotio. Llegóse uno, y puso un real de à ocho en el plato;y preguntó: Hermano, habrá salido ya el alma del Purgatorio? Respondió el demandadero: Si señor, así lo creo. Pues, hermano, dixo el otro, venga a mi real de à ocho, que si ha salido el alma, no será tan necia. que se vuelva à él.

Del libro: Floresta Española y hermoso ramillete de agudezas, motes, sentencias y graciosos dichos de la discreción cortesana, de Francisco Asencio. Pág. 168. Es Castellano antiguo, por eso la ortografía.