viernes, 3 de julio de 2015

"Esta es la luz que hay en la imprenta San Eloy de Sevilla, en el mes de abril a las dos y veinte mientras los trabajadores almuerzan". Joaquín Sáenz.

Cresta de la automatic. 1983.
"El taller de la imprenta es, para mí otro paisaje; un paisaje entrañable en cuyos patios, pasillos, cristaleras, toldos, máquinas, alienta con la poesía sencilla del trabajo diario, la mayor parte de mi vida transcurrida".   Joaquín Sáenz.


Joaquín Sáenz es un magnífico pintor figurativo andaluz.

En la Casa de la Provincia, está la exposición permanente de un conjunto de pinturas que realizó usando como motivo los paisajes interiores del edificio en que tenía su estudio.
Este edificio albergaba un taller de imprenta. La obra más antigua es del 1971 y la más moderna de 1986. A lo largo de esos 15 años pintó otros muchos cuadros, y su estilo evolucionó lógicamente, lo que sería interesante de estudiar, no me voy a meter en esos terrenos para no hacer esta entrada del blog demasiado larga, pero te reto a que lo pienses.....

LAS PUERTAS

Cristalera azul a la luz. 1972
La imprenta era propiedad del padre del pintor, se trataba de un edificio grande,  que además era la vivienda familiar. Seguramente el edificio no se construyó con esa función de ser una imprenta, y en los cuadros se ve como se mezclan máquinas con azulejos y puertas, más propios de una vivienda que de una industria.

Desde el zaguán. 1976.
Desde el zaguán. Detalle.





















El hecho de pintar un mismo interior en distintos momentos de luz, y separados por años, añade a la visión de estos cuadros un valor impresionista, (como el de la Catedral de Rouen de Monet) de atmósfera, color y pincelada .
En el detalle de "Desde el zaguán" se puede observar su manera de pintar, con soltura, rapidez y suavidad, de velazqueño  y resbaladizo óleo. ¡Magnífico!

Desde el zaguán (última versión 86-87)

EL RELOJ

Frontal con reloj. 1975. 
Frontal con reloj. 1975. Detalle.
El reloj es una constante en un lugar de trabajo, omnipresente para los trabajadores en lugar alto y visible como fruta prohibida. A las tres no se queda vacío el espacio,  la presencia de las personas está en las notas adheridas a la pared. Seguro que cuando miramos este cuadro lo asociamos a personas que conocemos.

Para los "pintores de paisaje" el tiempo es una dimensión. Debes trabajar a las mismas horas del día, en un espacio temporal corto para que la luz no cambie, quizá por eso nos gusta (y me incluyo) que aparezcan los relojes, porque queda de esa manera constancia de estos datos. 

En el siguiente cuadro: "Frontal con reloj y Macarena", Joaquín ha pintado el mismo espacio del taller, once años después. No se conforma con representar la hora del día y nos coloca además un almanaque con la Virgen de la Macarena, que sitúa al espectador en un lugar, una hora y un mes del año. 



Frontal con reloj y Macarena. 1986

Un trabajo que se ha quedado a medias, con un papel ilegible sin terminar sobre la máquina de escribir, una metonimia de la persona que allí trabaja. MUY BONITO,  o al menos a mi me lo parece.


Frontal con reloj y Macarena. Detalle.
En un juego aclaratorio para alguien que no tuviese muchas ganas de pensar, el cuadro prodría titularse:
"Esta es la luz que hay en la imprenta San Eloy de Sevilla, en el mes de abril a las dos y veinte mientras los trabajadores almuerzan".


EL ESTUDIO

Es un espacio diferente. Tiene un techo inclinado y opaco, y objetos de pintor. Tengo la sensación de que debía estar en la planta alta.

Interior de estudio. 1982.
Interior de estudio. 1982.





















EL PATIO DE MÁQUINAS

Hay varias representaciones de un patio lleno de máquinas. Bajo una cristalera con un toldo de quita y pon.
Se me ocurre jugar a buscar aquí partes de la casa que aparecen en otras pinturas, como la puerta acristalada con vidrios azules, o un arco de sujeción que quizá podamos ver del otro lado.

Patio de maquinas en horizontal. 1977.

Patio de maquinas en vertical. 1972.

Patio de maquinas en vertical 1976.

Patio de maquinas en vertical. Primera versión. 1972.



Los comodines o chilabetes 1978
LOS OBJETOS

Estos cuadros, a los que hay que sumar el que abre esta entrada "La cresta del automatic" que he puesto en primer lugar porque me encanta, son bodegones en los que los modelos son objetos del trabajo, detalles propios de una profesión que ya casi no existe.

Rincón con espátula. 1983.

Rincon con latas. 1983.
Joaquín Sáenz pertenece a una generación anterior a la mía y estaba en plenitud cuando yo empezaba. Es curioso como sin ser un pintor popular ni mediático y en medio de la vorágine de los años 90 (de la moda pseudopunk de la movida de pintores con cresta que no sabían pintar) y nos influenció en mucho.

Porqué me gusta tanto esta obra:
  • Por su calidad pictórica.
  • "La justa" soltura.
  • La elegancia del color.
  • La sencillez del modelo.
  • La excelente elección de las composiciones.
  • Y porque me recuerda a otros tiempos, en que las casas se repintaban y todo se aprovechaba mucho más. Era una sociedad en la que la gente se hacía de dinero a base de ahorrar y trabajar y que parece que hemos olvidado, para vivir este sistema glamouroso de consumo que se han inventado, en el que nada vale si no está nuevo y que nos tiene a todos arruinados.
Los dos patios y la oficina. 1982.

Ventana de la oficina. 1980.
¿Porqué hago esto de escribir y perder mi tiempo para hablar de un pintor que ni siquiera conozco personalmente? Porque creo que alguien lo tiene que hacer. Porque su obra es importante, y forma parte de mi cultura, y si una persona lee esto, viene a Sevilla, a la Casa de la Provincia y se asoma a verlo, habrá valido la pena.

Por supuesto, a día de hoy (1 de julio de 2015) Loaquín Sáenz no aparece ni en Wikipedia. Es andaluz. Para nosotros los andaluces los personajes importantes de nuestra cultura son más motivo de envidia que de orgullo, y si hay alguien bueno "que se busque la vida", nadie lo va a promocionar. Hay países y regiones que encumbran a sus maestros, incluidos los mediocres; aquí borramos a los nuestros, así somos. Ahora bien cualquiera que venga de fuera se encumbra con facilidad. ¡Así nos va!  De todos modos, me consta que esto no solo pasa aquí, 

sábado, 13 de junio de 2015

Fortuny. En Internet todo el mundo lo copia todo, y lo pega, sin leerlo y sin preocuparse de lo que pone

Esta entrada la escribí en junio de 2014, y la rematé con mi cuadro en junio de 2015.


La historia del Arte se divide en dos: antes y después de Fortuny, decía Salvador Dalí.
A Fortuny lo descubrí cuando estudiaba en la Facultad. mis amigos Juan Palomo y Kike Morán flipaban con él y me lo contagiaron (les doy las gracias por esto).

Ahora lo retomo pues estoy pintando una versión de "La vicaría" su cuadro más famoso. Como podéis ver el cuadro es una maravilla.


He estado buscando información en internet, y resulta que como todo el mundo copia y pega, todos los blogs y webs al respecto dicen lo mismo, con los mismos datos, errores y omisiones, y en el mismo orden. Los libros son también reiterativos, parece que hoy día los escritores copian y pegan, más que investigan. Yo no voy a repetirlos, pero para aquellos que quieran saber, cuelgo aquí el vídeo de youtube en el que también se dice lo mismo, y con ello cubro el expediente.


Lo que a mi me llama la atención de este cuadro es:
Después del primer vistazo, en medio de la escena un hombre semi desnudo con una capucha. Si yo entro en una sacristía de una iglesia y me encuentro un tío así vestido salgo corriendo seguro.
 Según las webs y libros es el demandadero de las ánimas del Purgatorio. ¿Qué es un demandadero de las ánimas del purgatorio?
Se ve que en las iglesias había la tradición de pedir una limosna, y que con ella se salvaba un alma que estuviera en el Purgatorio. Va encapuchado y con el torso desnudo.  En el detalle de abajo:

De la bandeja sale una figurita de un niño que sale de unas llamas en actitud de ruego, y en la bandeja hay unas monedas y unas llaves, del pecho del hombre cuelga una lamparita de barro cocido, y está hablándole a través de la máscara a la señora que se ha dado la vuelta para atenderlo. No quiero ni pensar lo que pasaría hoy día si un tío medio desnudo y encapuchado se pasase por la iglesia pidiendo a los feligreses, es surrealista, pero real. Esto se hacía.





Detrás está este personaje napoleónico, con la mano en el pecho y el brillo del cristal de las gafas. ¡Qué gracioso!. Lo imagino como un séneca pedigüeño y borrachín, o con la cabeza perdida  que se pasa allí el día a ver si cae alguna moneda.






 Y este torero viejo, con su cuadrilla. Están esperando a que termine la firma de los novios. La manola de su lado es su pareja y se abanica como teniendo flato por calor. Yo creo que son gente con menos poder adquisitivo que los que se están casando, y están esperando para casarse ellos, tomarse de dichos o quizá son la comparsa que animará la boda en una capea. y con unas coplas, algo así. 
La novia y los familiares. Hay una mujer que debe ser su madre que está detrás de la novia, las dos son la misma modelo, pero a la madre la ha pintado un poco más corpulenta, abanicándose a golpes en el pecho con un abanico azul, La novia se ha quitado un guante para firmar, y habla por lo bajinis con una de su misma edad que se inclina para oír. A su izquierda una mujer, tocada con un velo negro, llora; es el llanto de la abuela, que pierde a su niña. El personaje de la derecha con su fajín rojo es un militar, invitado que le da caché a la boda.

El novio firmando ante el cura y un entendido que puede ser notario de lo que sucede. El cura está despeinado porque se acaba de destocar.


El cura viejo, verdadero párroco de la iglesia, que discute cuestiones económicas, ajeno a lo que está sucediendo, y esperando a que todo termine para tomar nota en los enormes libros de registro, y cobrar.






Un sobre lacrado que se ha caído en el suelo, y que he señalado con una flecha en la foto siguiente, ¿que nos querrá decir el pintor con este símbolo?, seguro que se refiere a los secretos que guardan los personajes. Está un poco arrugado como de haberse caído de un bolsillo.

El último de los pormenores de contenido que me llaman la atención es el bacín brillante para quemar carbón con un soporte precioso que está a la izquierda del sobre, (en la foto solo se ve un trozo pero en el cuadro está completo), ahora está vacío porque es tiempo de calor. Este símbolo se ha repetido mucho en la iconografía de los pintores españoles de principios del siglo XX. Es un símbolo que se refiere al amor carnal, al sexo.

La manera de pintar de Fortuny, con pequeñas pinceladas flotantes, para crear atmósfera. Se ve que Fortuny había mirado mucho a Veermer. Las de Veermer son sensiblemente más pequeñas como se en la pared del cuadro La Lechera del que he puesto aquí un detalle para poder comparar.




El craquelado. El cuadro está pintado sobre una tabla, que seguramente ha sufrido muchas tensiones de dilatación, y se ha craquelado mucho. Es una pena, seguro que Fortuny ponía las capas más finas de óleo sobre las más gruesas, lo que produce este tipo de craquelado.

Dicen todos los libros y las webs que  la tabla, la compró en el Rastro madrileño. Si te preguntas porqué no pintar en una tabla nueva, pues porque en aquella época no existían las magníficas tablas fenólicas de contrachapado que hay hoy, y había que usar tablas de madera noble, como caoba o ébano que costaban un dineral o se encontraban en el mercado de viejos, después de haber desmantelado algún mueble; se reutilzaba todo, y el hecho de que la tabla fuera vieja hacía que estuviese completamente seca, y ni se alabeara ni dilatara.

Para finalizar pienso que si Fortuny estuviera vivo y pintase hoy de esa misma manera, lo catalogarían como un pintor impresionista y costumbrista. Al final de su vida, sus cuadros eran la comidilla del Arte en París, todos los pintores lo vieron y lo admiraron, en la casa Goupil, en donde este cuadro se vendió por una fortuna y estuvo expuesto mucho tiempo.

  • ¿No será que Fortuny influyó en los impresionistas que comenzaron su experiencia en aquellas mismas fechas?
  • Pues seguro que sí.
  • Entonces: ¿porqué no lo ponen como antecedente del Impresionismo en la Wikipedia?
  • Porque en Internet todo el mundo lo copia todo, y lo pega, sin leerlo y sin preocuparse de lo que pone.
_____________________________________________________
Mariano José María Bernardo Fortuny y Marsal. Reus, 11 de junio de 1838 – Roma, 21 de noviembre de 1874) Le encantaba Sevilla y vivió mucho tiempo en Granada, y en Roma y en París. Las temáticas flamencas, taurinas y árabes le gustaban mucho como a todos los románticos. Murió muy joven, tengo entendido que tenía la venenosa costumbre de chupar los pinceles de acuarela para colocar las cerdas en su sitio. La verdad es que fue un pintor maravilloso. 

Tuvo y tiene innumerables seguidores. El mejor quizá fue  José Jiménez Aranda, (Sevilla, 7 de febrero de 1837 - 6 de mayo de 1903). También merece la pena ver su obra.Sobre todo cuando soltó el lastre imitar a Fortuny.
La rebotica. José Jiménez Aranda.

Postdata: 

Gritaba un demandadero delante de un cuadro, diciendo: Quien diere una limosna à esta imagen, sacará una alma del Purgatotio. Llegóse uno, y puso un real de à ocho en el plato;y preguntó: Hermano, habrá salido ya el alma del Purgatorio? Respondió el demandadero: Si señor, así lo creo. Pues, hermano, dixo el otro, venga a mi real de à ocho, que si ha salido el alma, no será tan necia. que se vuelva à él.

Del libro: Floresta Española y hermoso ramillete de agudezas, motes, sentencias y graciosos dichos de la discreción cortesana, de Francisco Asencio. Pág. 168. Es Castellano antiguo, por eso la ortografía.

Y por fin aquí está mi cuadro.

lunes, 8 de junio de 2015

La vidriera de Antonio Povedano en el Colegio Mayor María Inmaculada de Córdoba


En Córdoba, en la capilla del Colegio Mayor María Inmaculada de Córdoba, me encontré con esta maravilla de vidriera. Data de 1966. Es muy abstracta. Su autor es Antonio Povedano Bermúdez, un artista maravilloso de Jaén que no conocía.
Según me dijo la hermana que nos atendió tan amablemente, esta ha sido la vidriera más grande de Europa durante muchísimos años.
Da gusto entrar en una iglesia así.

Haz click en la foto para verla en un tamaño mayor.

http://www.antoniopovedano.es/

domingo, 29 de marzo de 2015

Los frescos de la Rábida de Vázquez Díaz.

Voy a copiar uno de estos frescos con mis alumnos en un lienzo grande para colgar en la pared de un pasillo (VER NOTA AL FINAL). Lo he buscado en Internet, y resulta que  no se encuentran imágenes buenas, así que me he ido allí, y con mi teléfono he hecho estas fotos. Para que todo aquel que quiera se las pueda descargar. Es una obra maravillosa de un pintor andaluz, genial. Es difícil de reproducir pues al ser un fresco, no tiene mucha definición ni colores muy brillantes.

Fresco 0. Está sobre la entrada a la sala de los frescos, sobre la puerta, por el exterior tendrá unos dos metros de anchura. Representa la llegada de Colón al Monasterio para acordar con los franciscanos, entregando una credencial.

Una vez que se entra en la sala nos encontramos los frescos en sentido de las agujas del reloj tal y como yo los he colocado aquí. 

Fresco 1: La puerta que se ve es la puerta de entrada a la sala. Del otro lado está el fresco que hemos visto anteriormente (llegada de Colón al Monasterio). Este fresco es el que voy a copiar en el Instituto. Representa la despedida. 

Fresco 2: Este sería el segundo. Colón mirando al mar y unos ángeles guía. A mi es el que más me gusta.

Fresco 3: Pared en frente de la de la puerta de entrada. Representa Colón explicando a los frailes.

Fresco 4. Representa a los marineros y de fondo el mismo Monasterio de la Rábida.

Detalle del fresco 1. Es un autorretrato del pintor.
Detalle del fresco 2. Colón , es un retrato Ortega y Gasset.

Detalle del fresco 3

Detalle del fresco 3

Detalle del fresco 3. El fraile moreno es Rubén Darío.

Detalle del fresco 4.

NOTA: Llevo años haciendo con mis alumnos un museo de la pintura andaluza con réplicas de cuadros hechos por mis alumnos. Lo llamamos Museo Al-Iscar. Puedes verlo en Facebook aquí:  https://www.facebook.com/museoescolariesaliscar?fref=ts   

domingo, 22 de marzo de 2015

El artista: Ferrán Adriá.

Recientemente he adquirido el libro "Comida para pensar, pensar sobre el comer" de Ferrán Adriá. Este cocinero catalán ha llamado mi atención por haber llevado la Creatividad al mundo en forma de comida. 
A mi me interesa la creatividad mucho, llevo años enseñando creatividad a mis alumnos adolescentes, y a profesores en los cursos que he impartido en distintos centros de formación. Yo sé de su utilidad en todos los campos de la vida. 
La cocina me interesa menos pero parece que a la mayoría de las personas les pasa lo contrario, es lógico pues a todo el mundo le gusta comer bien, y la Creatividad se entiende, por desconocimiento, como algo superfluo.

El señor Adriá, al que no tengo el gusto de conocer, se ha convertido en un Picasso de los cocineros. Me encanta lo que hace y me gustaría comer alguno de sus menús. ¡Cuando la niebla abra!
¿Cómo ha llegado Ferrán a esta actitud creativa?  La vida lo ha llevado.
El famoso Restaurante el Bulli está en una cala de difícil acceso, es un lugar apartado, expuesto al Levante, al que durante años, no iba nadie en invierno. Ferrán heredó el puesto de jefe de cocina y se dedicó junto con sus compañeros a repetir esquemas de sus predecesores (geniales por cierto), después anduvo copiando formas de un par de maravillosos cocineros franceses y cargado con un bagaje de muchos años de experiencia, sine qua non, creando por último sus propias y maravillosas formas nuevas, abriendo muchas puertas. Esos inviernos bestiales con el restaurante vacío en donde él y sus compañeros trabajaban y moraban, daban pie a la investigación, y Ferrán no perdió el tiempo, lectura y creación. 

En su imaginario no solo hay cocineros, estuvo un tiempo conviviendo con un escultor, seguramente haciendo escultura, y al poco tiempo hizo la propuesta inicial, la reflexión sobre los procesos para llevar la creatividad a la cocina. 

Yo creo que le debe bastante al pensamiento lateral de Edward De Bono, pero no lo nombra, el título "Comida para pensar...", recuerda a "Seis sombreros para pensar" de este autor.

Todo lo que ha hecho ha sido filmado y escrito en libros. Ese es su éxito, la expansión, la comunicación en este mundo global.

No creo que sea un gran empresario, si te paras a ver su historia ha tenido muchos más años de penurias que de gloria y un compañero de aventuras llamado Juli Soler que se ha dedicado a hacer empresa.

Algunos de los procesos creativos que ha usado:
  • Deconstrucción, dividir la unidad en partes y transformarlas por separado en otro objeto. Esto es el Cubismo Analítico de Picasso. Ferrán hace por ejemplo una versión del Melocotón Melba y crea un hueso de melocotón comestible y con sabor a melocotón; ¿interesante verdad?

  • Tropo. En el que se sustituye un material por otro, como el trabajo de Chillida al final de su carrera en que le da a la piedra una forma propia de hierros trabajados por un herrero. Ferrán ha hecho un aceite de jamón a base de derretir el tocino del jamón, ese aceite sabe a jamón, y sirve por ejemplo para hacer mayonesa que sabe a jamón.  
 
  • Inversión. Consiste en hacer las cosas al revés, Adriá hace un gazpacho de bogavante, en el que te sirven primero la guarnición emplatada en la cocina, y aparenta ser una ensalada, luego viene el camarero y vierte sobre él la sopa de gazpacho cuando lo normal sería lo contrario. La escultora marina Vargas ha hecho esta escultura que es claramente una inversión, se trata de una Piedad al revés.

Puedo reconocer muchos otros procesos creativos (Técnicas de Creatividad) en su obra, pero se haría interminable. Le voy a dedicar otra entrada a esto de la cocina, porque está de moda...

Uno de mis traumas infantiles es el de tenernos que ir a jugar a otro lado por no soportar el olor y el calor que salía del extractor de la ventana trasera del Bar X, en mi barrio natal de Triana, donde hasta las telarañas tenían grasa y las personas del otro lado del cristal trabajaban a 50 grados. Ahora los niños y niñas quieren ser cocineros, y hasta se hacen concursos en televisión. ¿Cómo es posible? ¿Dónde vamos a llegar en este mundo tan extraño? Nos está volviendo locos...